Comer semillas germinadas es comer vida

Ideas para hacer brotes legumbres
Comer semillas germinadas es comer vida. 

Los germinados son un regalo de la naturaleza que podemos cultivar nosotros mismos sin necesidad de grandes superficies o esfuerzos. 
Las semillas germinadas son alimentos vivos, lo cual hace que su valor nutricional que se mantenga intacto hasta el momento en que se ingieren. Su riqueza en enzimas, clorofila, aminoácidos, minerales, vitaminas y oligoelementos vivos los convierte en alimentos completos que contribuyen a corregir las carencias de la alimentación moderna. 

Los germinados se obtienen de semillas, granos o legumbres, preferiblemente no tratados, ya que así te aseguras de consumir un producto que no ha sido adulterado ni rociado con insecticidas o fertilizantes químicos. La germinación es el paso de la semilla a la planta, para ello se suceden varios procesos biológicos fruto del calor, la humedad y el oxígeno, que transforman la composición de los granos en un alimento más saludable. 
Se pueden cultivar y conservar fácilmente en casa, por lo tanto son muy económicos, además se puede disponer en cualquier época del año con la garantía de que sus nutrientes son de alta calidad biológica pues de lo contrario la semilla no germinaría.
 
¿Qué semillas se pueden germinar fácilmente? 

Alfalfa, alforfón, arroz, avena, calabaza, cebada, centeno, fenogreco, frutos secos, girasol, guisantes, judías mung, lentejas, maíz, rábanos picantes, sésamo, soja, trigo integral, mostaza, trébol, berro, lino, rúcula, brécol, zanahoria, apio, repollo, espinaca, hinojo, nabo, cebolla, puerro, perejil,. 

¿Cómo se comen los germinados? 

El brote entero puede comerse, incluyendo las raíces y hojas. Es mejor consumirlos crudos, porque la cocción destruye gran parte de su contenido nutricional. Piensa en los brotes germinados como un “aderezo multivitamico” que lo puedes poner encima de tus ensaladas, dentro de tus bocadillos, encima de las sopas, incluso en algún batido natural, mezclado con arroz etc, deja volar tu imaginación. 

Información Nutricional de los Germinados más consumidos 

• Alfalfa: completo y más consumido por su agradable sabor. Contiene vitaminas A, B, C, E y K , calcio, magnesio, potasio, hierro, selenio y zinc y los aminoácidos más importantes. Es remineralizante, combate la fatiga y la debilidad. 
• Arroz integral: es rico en vitamina B, fósforo, potasio, magnesio, sodio, calcio y silicio. Ayuda a la adecuada conservación de huesos y dientes. 
• Arvejas: proporcionan clorofila, proteínas, carbohidratos, fibra, vitamina A, hierro, potasio y magnesio. 
• Avena: la semilla germinada más recomendable para trastornos nerviosos, depresiones y alteraciones del sueño. Contiene vitaminas B y E, proteínas, carbohidratos, fibra , minerales y un alto contenido en silicio, necesario para el desarrollo de las estructuras musculares, cerebrales y nerviosas. 
• Berro: muy adecuado para combatir los síntomas de la fatiga primaveral. Alcaliniza y depura la sangre, neutraliza el exceso de toxinas. Regula el metabolismo. Es rico en hierro, fósforo, manganeso, cobre, zinc, yodo, calcio y vitaminas A, B2, E y C. 
• Fenogreco: limpiador sanguíneo y renal, se recomienda para levantar el ánimo decaído y para reforzar el organismo. Estimula las funciones digestivas y hepáticas. Otorga un agradable olor al sudor de quienes lo consumen. Contiene abundante fósforo y hierro. 
• Garbanzos: son ricos en carbohidratos, fibra, calcio, proteínas, magnesio, potasio y vitaminas A y C. No producen gases durante la digestión 
• Lentejas: retrasan el envejecimiento y son ricas en proteínas, vitamina C y hierro. 
• Maíz: alto contenido en magnesio, necesario para conservar la tensión muscular especialmente en el tracto intestinal. 
• Mostaza: adecuado para tratar trastornos digestivos como gastritis, enteritis, etc. Rica en vitamina C, proteínas y lípidos. 
• Porotos Mung: son ricos en vitaminas A, C, y complejo B. 
• Semillas de calabaza: contienen proteínas, vitamina E, fósforo, hierro y zinc. 
• Semillas de girasol: ricas en proteínas, grasas insaturadas, vitaminas B y E, calcio, hierro, fósforo, potasio y magnesio. 
• Rabanito: contiene abundante clorofila , útil para combatir digestiones pesadas y para calmar la tos. 
• Sésamo: buena fuente de fibra, proteínas, vitaminas B y E, magnesio, potasio, hierro, fósforo y calcio. 
• Soja verde: contiene proteínas que dan lugar al aminoácido metionina, de efecto relajante. Fortalece el sistema nervioso y contribuye a rebajar el exceso de colesterol. Son ricas en vitaminas A, C, hierro y potasio. 
• Trigo: es rico en proteínas, magnesio, fósforo y vitaminas B y E. Previene infecciones, remineraliza, regenera las células y sirve para tratar trastornos nerviosos. 

 ¿Cómo cultivar tus propios brotes? 

(1)-El primer paso es colocar las semillas. Pon dos o tres capas de granos previamente lavados en el fondo del bote de vidrio, en relación a su anchura. 
(2) Cubre con agua. Añade agua no demasiado fría, como mínimo en una cantidad tres veces superior al volumen de granos. 
(3) Tapa el bote con gasa para hacer vendajes y una goma elástica. Escurre y riega tres veces al día. 
(4) Ha llegado el momento de cosechar. A los pocos días ya tendrás los brotes. Si los quieres con clorofila, el último día exponlos a luz indirecta. 


 
Desde ifeel maps te invitamos a cultivar tus propios germinados y alimentarte cada vez mas sanamente, aprovecha este recurso que la naturaleza nos da y que puedes hacer fácilmente en tu casa, si en tu hogar hay niños, es una manera divertida de compartir en familia ya que estarán atentos al ver el rápido crecimiento de las semillas. 

Fuentes:  






blog comments powered by Disqus

Lista de correos

¿Quieres recibir nuestras ofertas y noticias?

Suscríbete a nuestra lista de correos

Suscríbete al blog

Feed icon 28x28 Rss

© 2013 - 2020 Ifeel maps. Tu guía saludable.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.