Reciclaje de residuos orgánicos: La vermicomposta

Logo urban vermidesign
Cada uno de nosotros generamos en media 1.5kg de residuos cada día, de los cuales entre un 45% a 50% es materia orgánica. La materia orgánica son compuestos que provienen de los restos de organismos que alguna vez estuvieron vivos, tales como plantas y animales y sus productos de residuo.

Es nuestro deber hacernos cargo de nuestros residuos de forma que disminuyamos nuestro impacto ecológico, para ello debemos encontrar la mejor salida a las cosas que ya no utilizamos y reciclar al máximo. Específicamente para los residuos orgánicos, la mejor opción es que practiquemos el compostaje. Para ello existen dos métodos, uno consiste en tener una compostera, más adecuando para jardines o espacios al aire libre amplios o que realicemos el vermicompostaje doméstico, adecuado para pequeños espacios, podemos tenerlo incluso en nuestro balcón o terraza.

El compostaje domésticos nos permitirá por tanto reducir la cantidad de basura que acaba en el vertedero, tratamiento que es tremendamente costoso, exige importantes inversiones e infraestructuras y da lugar a consecuencias ambientales negativas derivadas de su acumulación, enterramiento o incineración. Además obtendremos un abono de calidad para nuestras plantas y cerramos el ciclo de la materia orgánica, evitando el uso de fertilizantes químicos, pesticidas y herbicidas llevando a cabo por tanto una forma de cultivo más respetuosa con el medio ambiente.



¿Qué es la vermicomposta o lombricomposta?

La lombricomposta, vermicomposta o humus de lombriz es el producto resultante de la transformación digestiva y metabólica de la materia orgánica mediante lombrices de tierra.

Se utiliza fundamentalmente como mejorador o enmienda orgánica de suelos, inoculante microbiano, enraizador, germinador, sustrato de crecimiento, entre otros. La lombriz cava túneles en el suelo blando y húmedo, succiona el desecho orgánico y digiere de ella las partículas vegetales en descomposición, expulsando los elementos no digeribles y los residuos metabólicos, que son los que forman el humus.

La lombriz de tierra se alimenta de desechos orgánicos y según avanza en este deposita sus desechos, convirtiéndolos en abono fértil, mejor que el que podría lograrse usando abonos artificiales.

Con el vermicompostaje obtendrás dos tipos de abono el líquido y el sólido. Dependiendo de la frecuencia con que pones los residuos, se puede llegar a tener medio litro a la semana de Humus Liquido, que puedes usar para todo tipo de plantas y también para el huerto, como fertilizante natural y potenciador de la floración.

Al terminar el ciclo de vermicompostaje, en unos 3 o 4 meses tendrás el Humus Sólido, abono natural de excelente calidad que sirve para mejorar las propiedades del suelo e incrementar la retención de agua. Se puede acortar el tiempo del ciclo si se agregan los residuos orgánicos en trozos pequeños y si se remueve frecuentemente, idealmente cada día, aunque es suficiente con remover una vez por semana.

Los excrementos de la lombriz contienen 5 veces más nitrógeno, 7 veces más fósforo, 5 veces más potasio y 2 veces más calcio que el material orgánico que ingirieron. La especie que más se utiliza, es la Lombriz roja californiana: Eisenia foetida, especie domesticada que se reproduce rápidamente, alcanzando en poco tiempo altas densidades de población.

Lombriz Roja Californiana

Originaria del Cáucaso, se la conoce por este nombre gracias a Thomas Barret, un californiano que empezó su cultivo en los años veinte de forma experimental.
• Esta lombriz es hermafrodita insuficiente es decir necesita de otro miembro de su especie para aparearse, tiene cinco corazones y seis pares de riñones. Es capaz de ingerir su propio peso de diversos materiales diariamente. 
• No contrae ni transmite enfermedades.
• Es de color rojo oscuro, respira por medio de su piel, puede llegar a medir de 6 a 8 cm de largo y 3 a 5 milímetros de diámetro. 
• Es altamente Fotofóbica por lo que huye de la luz y no sale del Vermicompostador.
• El humus de lombriz es, en realidad, las deyecciones de este anélido invertebrado.

¿Qué residuos puedes poner en tu compostador o vermicompstador?

Residuos orgánicos útiles:
• Piel y restos de Frutas, cocidas o crudas
• Piel y restos de Verduras, cocidas o crudas
• Cascaras de Huevo (excelentes para mantener controlado el pH en tu Vermicompostador, entre más molidas mejor)
• Restos de Café
• Bolsitas o restos de Té, cuidando de retirar las grapas
• Bolsitas o restos de Infusiones, cuidando de retirar las grapas
• Cajas de Huevos, de cartón
• Restos de jardín como Flores, hojas, ramas
• Servilletas y papel de cocina usadas, siempre que no lleven aceite
• Fibras vegetales, como fibra de coco
• Papel de periódico



Residuos orgánicos no útiles y materia que no debe terminar en tu vermicompostador:
• Materiales no orgánicos: vidrio, metales, plástico, briks…
• Pañales desechables
• Restos del cenicero
• Papeles satinados, impresos con tinta de color o plastificados
• Productos químicos de jardín o de la casa (fitosanitarios,pinturas, baterías, esmalte de uñas….)
• Restos de comida cocinada, aceites y salsas
• Medicamentos
• Ceniza de madera tratada o de carbón (barbacoa, aglomerados...)
• Productos lácteos (leche, yogures, quesos, salsas...)
• Bollería
• Restos de carne, pollo, pescados, mariscos, etc
• Ajo y Cebolla. Cítricos 
• Excrementos de animales domésticos como perros o gatos
• Pelos, Polvo y restos de limpieza de los suelos
• Tierra o arena

Te presentamos VermiDesign" que vienen con una propuesta de vermicompostadores compactos fabricado localmente, con madera tratada, resistente a la humedad y apta para el exterior. El VermiRustic de Vermidesign es especial para Balcones o Terrazas de Ciudad. Con el podrás aprovechar tus residuos orgánicos de la cocina para obtener un excelente fertilizante natural, liquido y solido.



¿Cómo Funciona el Vermicompostador de VermiDesign?


Instala tu Vermicompostador
VermiDesign en un sitio sombreado y con ventilación, idealmente en un balcón, terraza o jardín.Tendrás 2 bandejas de trabajo, más la bandeja colectora de líquidosque tiene una rejilla fina para contener las lombrices que puedan caer, así las recuperas fácilmente y las devuelves a la bandeja de trabajo.

Para poner en marcha tu vermicompostador puedes poner en la bandeja superior varias capas de papel de periódico como base y el nido de Lombrices inicial que viene con algo de material ya descompuesto, para crear un ambiente favorable.Luego poco a poco debes ir agregando tus residuos orgánicos de la cocina, principalmente restos de fruta. Inicialmente es aconsejable no poner mucho para darles tiempo a las lombrices a adaptarse a su nuevo hogar. Es importante mezclar el material fresco con el que ya está en descomposición y mantener bien ventilada la mezcla, removiendo con un rastrillo de Jardín.

Las lombrices no comen los residuos frescos, ellas esperan a que actúen las bacterias y hongos hasta reblandecerlos y luego succionan los nutrientes, pues no tienen dientes. Por tanto puedes juntar tus residuos orgánicos de la cocina y al final de la semana ponerlos en tu Vermicompostador.

También puedes agregar restos líquidos de zumos, té, café o infusiones. La mezcla debe permanecer bastante húmeda, alrededor de un 80%, por lo que puede ser necesario agregar agua. El agua sobrante se colectara en la bandeja de líquidos, y podrás aprovecharla como fertilizante líquido para las plantas.


Funcionamiento Normal

Al cabo de un mes aproximadamente tus lombrices se sentirán confiadas y seguras, comenzaran a comer más y a reproducirse. Por tanto podrás ir agregando poco a poco más residuos orgánicos. Veras la presencia de pequeñas bolitas brillantes verde/marrón, son los huevos. De aquí saldrán muchas larvas pequeñas y blancas, no te preocupes, es normal. Estas nuevas lombrices irán creciendo hasta hacerse adultas y a su vez se reproducirán. El ciclo tarda aproximadamente 3 meses. Y ellas mismas controlan su población.

La materia orgánica que vas agregando perderá mucho volumen por su alto contenido de humedad. Aun con esta pérdida de volumen al cabo de unos meses la bandeja superior estará bastante llena, entonces será el momento de cambiarla de posición, dejando la bandeja vacía en la parte superior y la bandeja llena, quedará en la parte inferior.
Puedes continuar agregando los residuos orgánicos en la bandeja superior y las lombrices subirán solas en busca de comida fresca. El material de la bandeja inferior terminará de descomponerse y las lombrices poco a poco irán subiendo todas a la bandeja superior.

Para cuando esta segunda bandeja superior este ya bastante llena, el contenido de la bandeja inferior estará listo para ser “cosechado”, como Humus sólido, el que puedes usar como abono o enmienda de cualquier tipo de cultivo o planta.De esta manera tendrás de nuevo una bandeja libre para poner en la parte superior y continuar el ciclo.
Si ves presencia de pequeñas moscas u hormigas es porque en el Vermicompostador hay demasiados residuos y humedad. Para solucionarlo remueve bien la mezcla, deja de agregar residuos por unos días y pon un poco de papel de periódico seco.

Descubre muchas otras ideas originales para tus cultivos urbanos en nuestro
directorio.

Fuente texto e imágenes:
Vermidesign.

Si te pareció interesante este artículo, te recomendamos

blog comments powered by Disqus

Lista de correos

¿Quieres recibir nuestras ofertas y noticias?

Suscríbete a nuestra lista de correos

Suscríbete al blog

Feed icon 28x28 Rss

© 2013 - 2020 Ifeel maps. Tu guía saludable.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.