Preparándonos a la llegada de la primavera

Flor primavera

Otra estación se nos va, han pasado ya 4 meses y ahora le toca el turno a la primavera, donde la naturaleza nos bendice con los coloridos y aromáticos paisajes, con texturas, temperaturas y los nuevos alimentos de temporada. En primavera solemos activarnos y hacer deporte para estar en forma en verano, también  aumentan las flores y con el polen llegan las alergias por lo que hay que tomar ciertas precauciones.

Ya sabemos que cada estación del año requiere una forma distinta de comer o descansar, ¿qué sucede en esta transición?, nuestro cuerpo está orientado a desprenderse de las toxinas acumuladas en invierno y preparar el organismo para afrontar la temporada que viene.

El Charaka Samhita, el libro de texto clásico ayurvédico, describe así: “En primavera, el Kapha que se ha acumulado en el cuerpo durante el invierno se licúa por el calor del sol”.

Con la llegada de la primavera la aproximación del sol en el hemisferio norte trae poco a poco mayor presencia del calor y así, del elemento fuego.

Al despedirse del invierno notamos que la humedad y el frío de este cambio de estación van siendo expelidos del organismo y por eso hay mucha mucosidad. Para ayudar en esta transición debemos estar atentos a lo que comemos, dando preferencia a alimentos tibios que contengan los sabores picantes y astringentes y evitar los excesivamente dulces y fríos. Aún así, todos los sabores deben estar presentes en las comidas. Según nos aproximemos al verano, hay que reducir el picante, ya que este sabor contiene lo que ya tendremos fuera en el clima, es decir, el calor; el fuego.

Qué hacer para tratar las alergias.

Para conseguir un alivio sintomático podemos consumir el té verde o negro, ya que  relajan el tejido muscular liso aliviando los espasmos y la constricción sitemáticos de los bronquios y aumentando la presión arterial. La Vitamina C actúa como antiestamínico, el regaliz actúa como un antiinflamatorio, expectorante, y repara la glándula suprarrenal debilitada, la cúrcuma tiene efectos antiinflamatorios, antivirales, hipoglucemiantes y hepattoprotective.

Qué comer en primavera.

Se recomienda siempre  consumir  frutas y verduras de estación en lugar de otras porque están en su máximo esplendor y nos garantizarán así todas sus propiedades y beneficios. Te invitamos a llenar tu nevera de estas frutas y verduras de las cuales muchas seguirán estando presentes durante el verano.

Fresas y fresones

Son ricas en Vitamina C y otros antioxidantes como Vitamina E y flavonoides que retrasan el envejecimiento y combaten los radicales libres, las infecciones, etc. Los polifenoles de las fresas nos protegen ante enfermedades cardiovasculares. Ayuda a combatir la retención de líquidos y a mantener la piel sana gracias al licopeno. Poseen gran contenido en potasio y alto contenido en ácido fólico están especialmente recomendadas durante el embarazo para evitar malformaciones, efecto diurético y desintoxicante de la sangre. Las fresas producen acción astringente, por eso es beneficioso su consumo si hay diarrea. Es una fruta muy recomendada para diabéticos y para prevenir y eliminar llagas y heridas bucales, evita el sangrado de encías y alivia la gengivitis gracias a sus propiedades antibacterianas.

Cerezas

Contienen una gran cantidad de agua, así como también son un aporte de fibra, hidratos de carbono, lípidos y proteínas. Es un buen depurativo, por lo que se recomiendan en casos de estreñimiento. Muy ricas en vitaminas, sobre todo C y las del grupo B, contienen fósforo, potasio y hierro. Son muy  antioxidantes y su riqueza en polifenoles las hace muy buenas para proteger todo el sistema cardiovascular, accionando positivamente en la circulación sanguínea y arterias. Buenas contra la hipertensión y arterioesclerosis. También para combatir la formación de cálculos, tanto biliares como renales ya que funcionan muy bien porque son consideradas diuréticas.

Nísperos

Esta fruta es una fuente de potasio, magnesio, fósforo calcio, azufre y hierro. Tienen un alto contenido en vitamina A, así como también destacan las del grupo B2 y C. También es antidiarréico, diurético y antioxidante, y de efecto depurador, destaca por un alto contenido en hidratos de carbono y fibra soluble alto contenido en carotenos, posee  excelentes cualidades antioxidantes.

Albaricoques

Es rico en vitaminas provitamina A y vitamina C, y minerales como el potasio, calcio y magnesio, mientras que también destacan por su contenido en betacaroteno y taninos. Posee un gran poder laxante, por lo que ayuda en los problemas de tránsito intestinal. También ayuda contra la hipertensión y la gota, a la vez que previene problemas tanto cardiovasculares como degenerativos, protegiendo la visión, la piel, el cabello, los dientes y los huesos. Actúa sobre el sistema nervioso, no sólo en su desarrollo, sino facilitando el impulso nervioso, e incluso es una fruta ideal para aquellas personas que padecen estrés.

Aguacates

Destacan las antioxidantes, gracias a su alto contenido en aceites vegetales insaturados, que ayudan a la reducción de los niveles de colesterol en la sangre, es una gran fuente de vitamina E, para la prevención de enfermedades cardiovasculares y degenerativas, así como también de ácidos grasos esenciales y proteínas de alta calidad que se digieren fácilmente sin contribuir negativamente en el colesterol. Su gran poder nutritivo, al que se suma su alto contenido en agua y electrolitos como potasio y magnesio, lo convierten en un alimento óptimo para quienes practican deportes o tienen una actividad física intensa.



Acelga

Ricas en vitamina A, es antioxidante ayuda a  mantener una piel sana, una buena visión, un cabello saludable, al sistema esquelético y el inmunológico. Contienen grandes cantidades de folatos, los cuales colaboran en la formación de los glóbulos rojos y blancos y los anticuerpos del sistema inmunitario, posee un gran contenido en agua, potasio para cuidar nuestros músculos y el sistema nervioso, magnesio que favorece el tránsito intestinal y fortalece los huesos y dientes y hace que nuestros músculos puedan funcionar correctamente. Hierro, el cual combate la anemia, yodo, imprescindible para que la glándula tiroides, vitamina C que nos ayuda a absorber el hierro, combatir a los radicales libres, reparar y mantener en buen estado los huesos, dientes y tejidos, ayuda en la cicatrización de heridas y participa en muchas funciones en nuestro organismo.

Espárrago

Se destaca su gran cantidad de agua, su contenido de azúcares y su escasa proporción de grasas, aporta  proteínas al igual que fibra. Posee una gran presencia de folatos, que están directamente implicados con la generación de glóbulos rojos y blancos, siendo además, antioxidantes, vitamina A y el grupo de vitaminas C y E,  importante cantidad de potasio, fósforo y magnesio. Vale aclarar, que los espárragos blancos suelen tener algo menos de nutrientes que los verdes, sobre todo en el apartado vitamínico.

Zanahoria

Su principal componente luego del agua, que la hace tener un escaso contenido en calorías. Los hidratos de carbono, fuentes rápidamente disponibles de energía. Además, posee carotenos, entre ellos el beta-caroteno o pro-vitamina A, pigmento natural que se transforma en el organismo en vitamina A, como así también, vitamina E y vitaminas del grupo B, como la vitamina B3 o niacina y los folatos, en minerales se destaca su contenido en potasio y sus aportes, en menor cantidad, de fósforo, magnesio, yodo y calcio. Son una buena fuente de fibras.

Patata

Contiene carbohidratos que aportan mucha energía al organismo y ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre, obesidad, hipertensión, beta caroteno, que son poderosos antioxidantes. Proteínas y vitaminas C B1, B3, B5, B6. Contienen Fibra ayudando al aparato digestivo. Poseen una  gran cantidad de potasio en la piel, que ayuda a combatir la presión arterial alta, cistitis, uretritis, depresión. Minerales tales como el fósforo, cloro, azufre, magnesio, hierro y potasio.

Calabacín

Su composición es fundamentalmente de agua, lo cual significa que es bajo en calorías y aportan poca cantidad de grasas. Ofrece fibras, proteínas, folatos y una buena cantidad de vitaminas del grupo C y B. A pesar de ser de la familia de las calabazas, su aporte de betcaroteno no es tan significativo. Tiene un buen aporte de potasio, como así también magnesio, sodio, yodo, calcio y algo de hierro.

Alcachofa

Posee un bajo contenido calórico y es un alimento diurético, ayuda a eliminar toxinas y especialmente el ácido úrico y consigue evitar así la retención de líquidos. Gracias a su aporte de potasio, son altamente recomendables para bajar el ácido úrico o tratar afecciones como la gota, la artritis y demás patologías reumáticas. Reduce los niveles de colesterol en la sangre, es depurativa y regulariza el intestino y fortalece el sistema inmunitario. Contiene altos niveles en fibra, y rebaja los niveles de azúcar en la sangre

Habas

Son ricas en proteína vegetal de excelente calidad biológica, resultan ser un excelente alimento durante etapas de crecimiento y para las personas que realizan tareas con gran desgaste muscular, poseen hidratos de carbono, fibra y su contenido en grasas es casi nulo. Tienen vitaminas A, del grupo B (B1, B2, B3, B6, B9), el ácido fólico o B9 (imprescindible durante el embarazo y lactancia), o B1 (también para el embarazo y lactancia, periodos de estrés y depresión) Vitamina C. Entre los minerales que posee destacan el hierro, calcio, por lo que están muy recomendadas en casos de anemia, colesterol, hipertensión, dietas de adelgazamiento, el fósforo mantiene un cerebro sano, también como el calcio proporciona una mayor resistencia física, así como una piel, dientes y huesos fuertes, potasio beneficioso para las personas con hipertensión, mala circulación sanguínea o que padezcan de retención de líquidos. Gracias a la fibra de las habas mejoramos el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento; colabora para prevenir la diabetes y el cáncer de colon.

Guisantes

Son un alimento que destaca por su significativo aporte de fibra, vitamina B, vitamina B9, hidratos de carbono, carotenoides, magnesio, potasio, vitamina B3 y vitamina C, poseen un alto contenido en vitaminas C, A, ácido fólico, tiamina B1,B9, B3, y  minerales sobretodo hierro, potasio y fósforo. Dado su contenido en fibra, es útil para regularizar el tránsito intestinal y ayudar contra el estreñimiento. Estimula tanto al organismo como al propio cerebro en sí. Reduce los niveles de colesterol alto. Son muy energéticas.

Te invitamos a consumir productos frescos y de temporada para preparar y fortalecer tu organismo con llegada de la primavera,  hemos preparado para ti una selección de establecimientos donde podrás encontrar estos productos y alimentos ¡Consulta nuestro directorio!

Y si quieres aprender a cocinar y preparar ricos platos de temporada visita nuestro calendario donde encontrarás eventos y cursos relacionados.


Referencias utilizadas en este post: Innatia  Uncomo Imagen
blog comments powered by Disqus

Lista de correos

¿Quieres recibir nuestras ofertas y noticias?

Suscríbete a nuestra lista de correos

Suscríbete al blog

Feed icon 28x28 Rss

© 2013 - 2020 Ifeel maps. Tu guía saludable.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.