Existe una forma de consumir sin poseer y Seúl es la única ciudad del mundo donde se hace

Seul

Corea del sur se ha aventurado con un proyecto para fomentar un modelo de economía colaborativa. Quieren basar la economía, de la capital del país, en la compartición. “Existe una forma de consumir sin poseer”, dice Park Won-soon, alcalde de Seúl, quién está convencido de ello.

Seúl, la ciudad que comparte es un proyecto que puso en marcha el alcalde en el año 2012. Se trata de un proyecto ejemplar, que presentó de la siguiente manera: ” vamos a promulgar políticas que fomenten la aparición de empresas de economía colaborativa y hacer así mejor uso de los recursos existentes a través de la compartición”. Tres años después de  impulsar la idea, ha tenido mucho éxito.

No hay que olvidar que las empresas sociales también generan beneficios y crean empleo. El Ayuntamiento de Seúl encargó el proyecto a Creative Commons Korea (CCKorea), y su directora Kwon Nanshil explica que el objetivo trata de “dar solución a algunos de los problemas que surgen en una sociedad capitalista regida por un consumismo exacerbado: desde los crecientes atascos hasta el aumento del número de suicidios, pasando por la contaminación del medio ambiente y la carestía de la vivienda. Todos ellos pueden mitigarse compartiendo”



¿Que hay que hacer para formar parte de la Ciudad que Comparte?

Pues además de requisitos técnicos, como que sea una Pyme, se valora mucho el valor social de todas peticiones.
En esta ciudad han nacido medio centenar de empresas que trabajan en varios sectores como el transporte, el alojamiento o el reciclado. La tendencia, y cada vez más, es gestionar los servicios vía aplicaciones para móviles inteligentes. Así pues encontramos start up que cubren muchas de las necesidades de la población de un modo más responsable.

Algunas de las iniciativas muy peculiares y interesantes que vale la pena conocer, pues son un ejemplo mundial:

Norizzang, que se dedica al reciclaje de muebles.

Church Plus que ofrece las iglesias que tienen poca actividad para ceremonias de todo tipo a precios muy económicos.

Kiple organiza la compraventa de ropa de niño cuando se les queda pequeña.

E-Labour Sharing que se basa en el intercambio de trabajo.

Además en esta ciudad también hay ONG’s cómo The Open Closet (El armario abierto) que es muy interesante y útil. Se basa en el alquiler de trajes de quién ya no los va a utilizar. Básicamente usado por los recién licenciados quienes necesitan trajes que pueden superar los 400€ para acudir a entrevista de trabajo.

La Ciudad que Comparte ha pensado en todas las franjas de edad y también ha conseguido vincular a la Tercera Edad a este cambio: han activado La biblioteca viva dónde la gente de más de 65 años comparte en lugares públicos las experiencias que ha acumulado durante su vida y regala el bien intangible de “la experiencia de un libro vivo”.

¿Estamos muy lejos de llegar a un modelo así que beneficie y potencie las posibilidades de nuestro país?

................................................................................................................................................................................................................

Post en colaboración con CiviClub

blog comments powered by Disqus

Lista de correos

¿Quieres recibir nuestras ofertas y noticias?

Suscríbete a nuestra lista de correos

Suscríbete al blog

Feed icon 28x28 Rss

© 2013 - 2020 Ifeel maps. Tu guía saludable.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.