QiGong, la paternidad, el amanecer y una siesta

Qigong chikung
Mi vida ha cambiado para más feliz desde que nació mi primer hijo. La paternidad me ha hecho muy feliz y mi corazón ha crecido con ella. Pero el tiempo para mi práctica de QiGong se vio reducido drásticamente, con el tiempo mi reserva de Qi (energía) llegó a niveles muy bajos y después de probar varias ideas para poder practicar he logrado encontrar la manera de poder hacerlo: me levanto a las 6 de la madrugada, entreno y seguidamente duermo una siesta corta antes de ir a trabajar.

Suena imposible sin una gran perseverancia pero os quiero contar porqué en realidad la considero una buena idea y qué la hace funcionar como una maravillosa práctica en la vida moderna.

La paternidad y la práctica de Chi Kung

Es más que sabido la reducción de tiempo que viene con la llegada de estas maravillosas criaturitas a nuestras vidas, el bullicio alegre (y a veces no tanto) de una casa bendecida con hijos y el cansancio que se acumula con la tarea de ser padres. Estos tres son ingredientes suficientes para que la práctica de ChiKung de cualquier persona se vea afectada, sino totalmente erradicada.

Solo la sensibilidad de sentir mis reservas de energía bajando dramáticamente día a día y mi deseo de mostrar a mi hijo el ejemplo de una práctica dedicada a la Iluminación me han hecho siempre perseverar en maneras de retomar y continuar la práctica.

Desde hace un poco más de 2 meses puedo sentirme agradecido con la bendición de los maestros que me han inspirado para encontrar la manera de seguir practicando sin por ello dejar de estar presente en la vida de mi hijo.

En pocas palabras mi practica se resume así: Me levanto antes del amanecer, a las 6 de la mañana mientras todos duermen en casa, incluso la ciudad duerme, practico Ba Duan Jin (8 piezas del brocado) aproximadamente una hora mientras amanece y después hago una pequeña siesta antes de salir a trabajar.

¿Pero qué hace de esta práctica algo tan maravilloso y qué me lleva a presentarla?

El Amanecer como momento de práctica de QiGong

Los maestros de ChiKung nos enseñan que el amanecer es un momento muy propicio para la práctica de QiGong. Es el momento donde la noche se transforma en día, cuando la energía del universo cambia de yin a yang y eso lo hace especial para un practicante de Qi Gong pues puede absorber la energía de ese precioso momento y alimentar sus canales sutiles.

El amanecer también tiene el aditivo de ser una hora tranquila, tanto en casa como en la ciudad lo que contribuye al necesario entorno de calma. Además de lo inspirador de ver el sol alumbrando poco a poco la tierra.

Para quien practica el QiGong de absorber la energía del sol y la luna es también perfecto pues los días de luna nueva, cuando el sol está naciendo ya estamos practicando, lo que hace que estemos bien preparados para integrar la energía del astro rey.

Claro, pero ¿cómo se logra la perseverancia de vencer a nuestro remolón emocional que quiere seguir durmiendo?


Siesta

Ahí es donde el truco de la siesta es especial: porque puedes seducir a tu perezoso emocional con el trueque de decirle: "venga levanta, que después de la práctica te espera una dulce siesta".

La siesta además tiene preciosas cualidades. Como nos dicen los maestros después de la práctica es mejor estar en un estado de calma para que la mente disfrute de esa isla de tranquilidad que es la práctica y el Qi se equilibre y vuelva al Dan Tien, el punto energético debajo del ombligo. 

También es sabido que dormir es un regulador natural del Qi corporal, y es ahí donde la siesta brilla como un potenciador del equilibrio del Chi activado con la práctica. La siesta hará que el Qi generado vaya a donde más lo necesites de manera natural.

En dependencia de tus horarios te será más o menos fácil esta práctica, por mi experiencia os digo que incluso una corta siesta de 15 minutos después de una media hora de ChiKung produce efectos maravillosos y nos prepara para comenzar el día recargados. También si por ejemplo los fines de semana puedes dormir un poco más pues disfrutarás mucho de esa siesta energética.

Con mis casi 3 meses de practicar así os puedo decir que noto como mi Qi se equilibra y potencia con la siesta que le sigue al ChiKung, y puedo sentir al despertar alegremente el sabor dulce del mágico elixir del Qi en mi boca y mi cuerpo brillando con el fluir de mi energía renovada.

Joaquín Rivera Padrón es Instructor de Qi Gong graduado por el Maestro Sebastián González, presidente de la Asociación Catalana de Choy Li Fut, Tai Chi Chuan y Chi Kung.
blog comments powered by Disqus

Lista de correos

¿Quieres recibir nuestras ofertas y noticias?

Suscríbete a nuestra lista de correos

Suscríbete al blog

Feed icon 28x28 Rss

© 2013 - 2020 Ifeel maps. Tu guía saludable.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.