Cómo pasar de omnívoro a vegetariano sin morir en el intento

C%c3%b3mo pasar de omn%c3%advoro a vegetariano sin morir en el intento   ifeelmaps
Cada vez más y más personas se dan cuenta de los beneficios que trae ser vegetariano. Para hacer un pequeño (muy pequeño) resumen, no solo estarás contribuyendo al bienestar de millones de animalitos, sino que tu salud mejorará mucho, tu riesgo de padecer diferentes enfermedades, y pondrás tu granito de arena en el mundo al evitar contaminación y demás.

En cuanto a la salud, por ejemplo, según un estudio de Nutrición Sin Más, hay varios alimentos que pueden evitar el cáncer, como el brócoli, la cúrcuma, la linaza entre otros. Pero, adivina: ningún producto de origen animal, porque esos podrían provocarlo.

Sin embargo, puede parecer una tarea titánica. Muchas personas no conciben ninguna comida sin jamón, un pedazo de bistec, una ensalada césar con pollo, ¿y una pizza sin pepperoni? Suena a locura. Pero en realidad es muy fácil adaptarse, sobre todo porque ya existen muchas facilidades y sustitutos que puedes encontrar en cualquier supermercado. ¡Vamos a ver los pasos!

1-Infórmate

Este es el mejor consejo. En serio. La sociedad se ha enfocado en moldearnos para hacernos creer que la carne (e incluso los lácteos y huevos) son necesarios en nuestra vida (pista: es falso). Por eso vas a necesitar pasar por un proceso de desintoxicación. Te vas a quitar una gran venda de los ojos y nada será igual.

Ve historias personales, documentales, estudios, investigaciones y lee mucho sobre la dieta vegetariana. A pesar de que puedes encontrar fácilmente todos los nutrientes en las plantas, hay que saber consumirlas. En algunos casos será necesario tomar suplementos (como en el caso de la vitamina B12).

2-Consulta a un especialista

Si no tienes ni idea de lo que debes comer, lo más sano es que recurras a un nutricionista, porque es muy fácil dejar de consumir algunos nutrientes o no tener suficientes calorías. Procura buscar alguno que apoye este estilo de vida, ya que algunos anticuados no lo hacen.

3-Prepara algunas respuestas

Lamentablemente, hay muchas personas que se van a mostrar en contra de esta decisión en tu vida. Te van a cuestionar y te preguntarán por qué lo haces y demás. Incluso intentarán rebatir ese estilo de vida. ¿Recuerdas lo de informarte? No estaría nada mal aprenderte algunos datos y estudios para hacerle saber a la gente que tu decisión está fundamentada en la ciencia.

4-Informa de tu decisión

No es como pedir permiso, pero tus allegados o la gente con la que vives deben saber esto, para que no te inviten a comer hamburguesa todos los viernes en la noche o para que puedan tener una opción vegetariana si te invitan a comer a su casa.

5-Empieza poco a poco

Esto es importante, ya que todo cambio drástico puede afectar nuestra vida y luego pensarás que es muy difícil y lo dejarás y lo odiarás por siempre. Ser vegetariano no es difícil ni caro. Así que empieza buscando recetas, probándolas, encontrando sitios donde puedas comprar alimentos como tofu y demás. Cuando sientas que tienes un buen material, deja la carne gradualmente. ¡Te resultará mucho más fácil el cambio!

6-Mantén comida contigo

Muchas veces vas a estar fuera todo el día y tendrás que comer fuera. Pero ¿qué pasa si no encuentras ninguna opción vegetariana? Y esto no incluye hamburguesa sin carne porque no representa ningún aporte nutritivo para ti. Si sabes que vas a comer fuera, procura llevarte el almuerzo, e incluso barras de cereal, frutos secos, frutas deshidratadas y demás. Me lo vas a agradecer más tarde.

7-No te obsesiones

Con tanta información que vas a haber leído sobre el maltrato animal y los peligros para la salud, es fácil satanizar el consumo de carne. Pero somos humanos, nos equivocamos más veces de las que podemos contar. Quizás te comes un arroz que no te habías dado cuenta que tenía pollo, o un sándwich con jamón, o te invitan a comer y te ponen dos gigantescos muslos de pollo en el plato.

Recuerda que ya estás haciendo bastante con toda la carne que dejas de comer en el día a día, por una vez que debas comer carne no serás una mala persona. A veces es preferible comerte una hamburguesa que pan con lechuga, principalmente por tu salud.

8-Escucha a tu cuerpo

Cada cuerpo es diferente. Es posible que gracias a la nueva cantidad de fibra que estás ingiriendo, tengas algunos problemas estomacales, o te sientas con menos energía, o quién sabe. Dale a tu cuerpo lo que necesita, habla con tu nutricionista, anota las reacciones a diferentes comidas. Debes esperar a que tu cuerpo se adapte, al igual que tú.
...................................................................................................................................................................................................................

Este Post es una colaboración de Edith Gómez
blog comments powered by Disqus
14 jul

Curso de conservas caseras

Conservas

Comienza en alrededor de 2 meses

Lozoya, España

Lista de correos

¿Quieres recibir nuestras ofertas y noticias?

Suscríbete a nuestra lista de correos

Suscríbete al blog

Feed icon 28x28 Rss

© 2013 - 2018 Ifeel maps. Tu guía saludable.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.