Los 7 mejores ejercicios de Mindfulness para niños

Ninos jugando

"Mi hijo es muy despistado", es una de las quejas más frecuentes de los padres de niños en edad escolar. Los ejercicios de Mindfulness se cuentan entre las prácticas educativas más utilizadas por los padres para ayudar a sus peques.

Es por ello muy interesante y realmente vale la pena fomentar algunas actividades en las que se trabaje la concentración de los niños desde una edad temprana.

La atención plena y el mindfulness en niños pequeños

Además de que el niño debe de ser capaz de concentrarse, y debe desarrollar el autocontrol y su conciencia corporal para permanecer en el mismo lugar y completar una tarea, sólo en este caso absorbe la información y procesa el aprendizaje.

Con tantos estímulos que recibe por medios como los  videojuegos, ordenador, televisión, móvil, ¿de qué manera podría mejorar la concentración de los niños?

El primer paso sería evitar sobrecargar al pequeño con tantos estímulos. Además podemos fomentar esta capacidad, ya que la concentración y la atención se pueden estimular y aprender desde edad temprana.

Trabajar desde pequeños en aprender diferentes técnicas de respiración o relajación, es una de las mejores habilidades que podemos desarrollar para cuando seamos adultos.

Ejercicios de mindfulness para niños de infantil

Hay varios juegos y actividades que pueden ayudar a su hijo a aprender a concentrarse. A continuación nombramos algunos de ellos:

Lectura

Leer es un buen hábito que debe ser enseñado al niño desde una edad temprana. Ayuda a estimular la concentración, la imaginación y la creatividad, sin olvidar que el libro debe  ser apropiado para su grupo de edad.

La lectura además, puede incluso ayudar a fortalecer los lazos entre padres e hijos. A muchos padres les gusta contar cuentos a sus hijos antes de acostarse, y a los pequeños les encanta elegir su libro favorito.

A los niños más pequeños sin embargo les gusta más mirar las fotos e imaginar situaciones, inclinaciones que se deben seguir  fomentando y alentando.

Juegos de memoria y adivinanzas

Las preguntas como "¿qué es, qué es?" obligan a que el niño tenga que pensar en el tema propuesto y a encontrar una solución. Esto contribuye al desarrollo del razonamiento, la observación, la deducción y la atención a los detalles.

Los juegos de memoria suelen ser también muy útiles, ya que al recordar la posición de las piezas, aumenta la concentración de los niños.

Al observar y prestar atención a las figuras, manteniendo la atención de manera lúdica, el niño también estimulará la memoria, el sentido de la orientación espacial y la identificación de las figuras.

Hay que tener en cuenta que no es aconsejable dejar al niño demasiado tiempo sin la solución o ridiculizarlo si no lo hace bien ya que esto puede ser perjudicial para él.

Actividades manuales

A los pequeños les encantan las actividades manuales, pintar, dibujar y jugar con arcilla son algunas de las actividades fundamentales para el desarrollo de los niños.

Todas estas actividades favorecen el pensamiento lógico, la creatividad, la coordinación motora, la imaginación, el desarrollo cognitivo y la concentración de los niños.

La práctica de deportes

Es muy recomendable realizar actividad física en cualquier etapa de la vida, desde la infancia hasta la edad adulta.

Especialmente para los más peques, la práctica del deporte tiene un valor muy importante, ya que anima a los pequeños a tener perseverancia, cooperación, disciplina, sentido de la justicia, espíritu competitivo, sin olvidar todos los beneficios para la salud.

Aplicaciones móviles

Ya que en muchas ocasiones nos cuesta sacar al niño de estar frente al ordenador y llevarlo a jugar al aire libre, ¿por qué no estimular su interés en la tecnología de la mejor manera?

Hoy en día, las nuevas tecnologías se han convertido en una actividad accesible para todos. Los niños pueden aprender fácilmente a crear sus propios juegos, estimulando su creatividad y pensamiento lógico.

Las aplicaciones de aprendizaje pueden además ayudar a los niños a mejorar su rendimiento escolar. 

Jugando en grupos

Además de fomentar el pensamiento individual y la cooperación, el trabajo en equipo también puede ayudar al niño a ser más paciente y a centrarse en la toma de una decisión conjunta.

Por esta razón es muy interesante promover el juego en grupos para estimular la concentración de los niños.

Incluso los juegos simples como la mímica o saltar a la cuerda, hacen que el niño tenga que debatir sobre las reglas y entender que se puede ganar y perder. De esta manera, se divierten mientras aprenden a mantenerse concentrados y a esperar su turno.

Cartas y juegos de mesa

Los juegos no sólo promueven el desarrollo del razonamiento infantil, sino que también enseñan al niño a no actuar impulsivamente.

Estos juegos ayudan a los niños a tener la oportunidad de aprender las reglas y pensar en todas las posibles estrategias para ganar.

Además, muchos juegos de mesa permiten a los niños reflexionar sobre la actualidad, la cultura, o asumir diferentes papeles en la sociedad, como banqueros o detectives. De esta manera, el niño aprenderá a estimular la imaginación y desarrollar la concentración.

..................................................................................................................................................................................................................

Este articulo es una colaboración de Carmen Pedraza, bloguera de la página web Naturalmejor dedicada a la Naturopatía y Bienestar.

Imagen descargada de https://www.freepik.com/

blog comments powered by Disqus

Lista de correos

¿Quieres recibir nuestras ofertas y noticias?

Suscríbete a nuestra lista de correos

Suscríbete al blog

Feed icon 28x28 Rss

© 2013 - 2021 Ifeel maps. Tu guía saludable.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.